Tanka poema japones

Hace más de 1400 años que se registraron los primeros tanka. Según algunos autores, su principal utilidad era la de transmitir mensajes secretos entre amantes; una pequeña síntesis matutina de lo que una tempestuosa noche de sexo había representado para el autor, como queriendo volver a las maneras y palabras del cortejo, algo así como una nota de agradecimiento al proporcionador de tan carnales placeres. Se enviaban escritos en un abanico o amarrados a una flor en botón y eran entregados en propia mano por un mensajero a quien se recompensaba con un trago y la oportunidad de coquetear un poco con el personal doméstico… mientras la parte proporcionadora escribía un tanka en respuesta al primero y que el lacayo debía llevar a su amo. Estos breves poemas, deberían tener tal contenido que los enamorados supieran a qué se hacía referencia, pero ser lo suficientemente crípticos de guisa tal que el intermediario quedase en babia si hubiera intentado sorprender algún secreto.

Muy pronto el tanka comenzó a utilizarse tanto para canciones de boda como para encantamientos propiciatorios de casas recién construidas, niños recién paridos y negocios recién firmados (usos, todos ellos, corrientes en otras variedades poéticas japonesas). A través de los siglos, los poetas compusieron tanka no sólo para el amor o para conjurar a los dioses, sino sobre la naturaleza y otros asuntos no menos inspiradores. El tanka llegó a ser tan estimado que regularmente se convocaba a concursos, lo mismo de escritura que de lectura. Así se hizo necesario un corpus al que pudiera hacerse referencia y los emperadores empezaron a decretar colecciones y antologías, los estudiosos afirman que esto sucede alrededor del año 700 de nuestra era. Un dato interesante sería que hay más tanka recopilados que cualquier otros tipo de poemas; no lo hemos podido confirmar aunque, me siento inclinado a darlo por válido: Cada año, en la celebración de Año Nuevo, el Mikado y su familia se unen a millones de ciudadanos que escriben tanka sobre temas específicos. En una impresionante ceremonia tradicional se recita una selección de los mejores que, a partir de ahí, adquieren el rango de tesoros nacionales.

Las pautas generales para escribir un tanka son:

  1. No lleva título
  2. Esquema métrico: 5-7-5-7-7
  3. No lleva rimas consonantes
  4. Puede llevar rimas asonantes
  5. Admite todo tipo de recursos líricos y retóricos
  6. Debe tener los enlaces entre el pivote y shimo-no-ku y primeros versos del kami-no-ku

En un tanka los primeros 3 versos se conocen como kami-no-ku, de los cuales, el tercero, se denomina verso pivote. Los últimos 2 versos son el shimo-no-ku. El verso pivote debe contener palabras que sean afines (sinónimos o aspectos comúnmente relacionados a) a una o más palabras del shimo-no-ku y de los primeros versos del kami-no-ku.

Seminario Pepe Jesus Shiham en Alicante julio 2019


Pepe Jesús García Aragón
Empieza a practicar aikido hace 41 años.
Desde 1982 a 1985 practica en Japón.
Funda su dojo, Alpujarra Aikikai, en 1993.
Es presidente de Spain Aikikai desde hace 12 años.
Maestro-Entrenador Nacional Especialista por la Rfejyda.
Coordinador del Departamento de Aikido de la Fanjyda (2000-2006).
Sigue a Endo Shihan (‘soft aikido’) desde hace más de 20 años.
Posee el grado de 6º Dan de la Aikikai desde 2011.
Se le otorga el título de Shihan en 2019.

II Merorial Rafael Tejero

Ueshiba Morihei 50 aniversario

50 años de su partida 1969-2019.
El día de hoy es el aniversario del fallecimiento de O-Sensei Ueshiba Morihei (1883-1969).
Con ello recordamos y damos gracias por el legado que nos ha dejado.

Todos mis alumnos deben recordar que yo no he creado el Aikido.
El Aiki es la sabiduría de Dios, y el Aikido es la via de las leyes que El ha Creado.´
No os inquietéis, por este viejo, Toda vida física es limitada.
El cuerpo se transforma pero el espíritu nunca muere.
Muy pronto estaré en el mundo espiritual pero aun deseo proteger a este mundo.
Ahora dejo esta tarea en sus manos.

Gato de la suerte japones

El Maneki-neko, también conocido como gato de la suerte o gato de la fortuna, es una popular escultura japonesa que según dicen, trae buena suerte a su dueño. La escultura representa a un gato, específicamente de la raza bobtail japonés, en una actitud de llamada y no saludando como la mayoría de la gente piensa (esto es porque los orientales no saludan con la mano en posición de supinación-flexión, a diferencia de los occidentales, sino en posición de pronación y flexión).

Puede verse frecuentemente en tiendas, restaurantes y en otros negocios. Suele ser un gato que levanta su pata izquierda invitando a la gente a entrar en los negocios y que lleva en la pata derecha una moneda antigua japonesa, llamada koban.
Tiene por lo general, un collar con un cascabel que se cree ahuyenta los malos espíritus.
Se elaborada normalmente en porcelana o cerámica pero hoy en día también en plástico.
En las versiones originales de porcelana, la pata solía estar siempre levantada, aunque en las nuevas versiones de plástico la pata suele moverse de arriba abajo. También la altura a la que la pata se alza puede variar de una escultura a otra. Se dice que, cuanto más alta sea esta, la llamada del gato atraerá a los clientes desde mayor distancia.

Maneki procede del verbo maneku que en japonés significa “invitar a pasar” o “saludar”. Neko significa “gato”. Juntos, literalmente significan “gato que invita a entrar”. Según la tradición japonesa, el mensaje que transmite el gato con el movimiento de su pata es el siguiente: “Entra, por favor. Eres bienvenido.

Dependiendo de la pata que el maneki-neko levante, tiene distintos significados[5]​:

  • Si saluda con la pata derecha, se dice que trae prosperidad y dinero.
  • Si saluda con la pata izquierda, atrae visitas, y también se cree que, cuanto más alto levante la pata, los atrae desde mayores distancias.
  • Si saluda con ambas patas, protege al hogar o establecimiento.