Nuevos kyu 2018

Enhorabuena a los nuevos kyu de este año 2018 desde 2º kyu que ha ido Pepe a los 4º kyu que también se han examinado Manu Pepe Cipri y Jorge enhorabuena a todos. 

Anuncios

Biografia de Kazuo Chiba

Kazuo Chiba nació el 5 de febrero de 1940 cerca de Tokio, Japón. A los 14 años de edad, comenzó un entrenamiento serio de judo y también comenzó el estudio del karateShotokan a los 16 años. En 1958, después de encontrarse con una foto de Morihei Ueshiba en un libro, decidió dedicarse únicamente aL Aikido y se dispuso a presentarse como uchideshi en la escuela principal de Tokio. Aunque no aceptaba a los estudiantes, después de mucha persistencia, Chiba fue admitido como uchideshi en el Dojo de Hombu en Tokio. La mayor parte del entrenamiento diario en el Dojo de Hombu fue conducido por Kisshomaru Ueshiba hijo del fundador del Aikido Morihei  Ueshiba que estaba frecuentemente lejos del Dojo dando conferencias sobre Aikido y Oomoto-Kyo durante la estancia de Chiba como uchideshi. Sin embargo, durante gran parte de su período de siete años como estudiante residente, Chiba Sensei viajó extensamente con Morihei Ueshiba como su asistente personal durante los viajes par la difusión del Aikido. Para 1960, Chiba había recibido el rango de 3er Dan y fue asignado a Nagoya para establecer una de las primeras escuelas secundarias de la sede de Aikikai, donde se desempeñó como instructor de tiempo completo. En 1962, también comenzó a enseñar en el Hombu Dojo, y en tres años completó su entrenamiento como uchideshi y obtuvo el ascenso a 5º Dan. En 1966 fue asignado a Gran Bretaña para formar su primera organización nacional de Aikikai, el Aikikai de Gran Bretaña. Durante los diez años que Chiba pasó en el Reino Unido, también ayudó a promover el Aikido en Bélgica, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, los Países Bajos, Marruecos, España y Suiza. En 1970 fue ascendido a 6º Dan y recibió el título Shihan. En 1975, Chiba regresó a Japón para servir como Secretario del Departamento Internacional en el Aikikai Hombu Dojo. Además de sus deberes dentro del Aikikai después de regresar a Japón, Chiba también comenzó un estudio serio de Musō Shinden-ryū iaido bajo Takeshi Mitsuzuka. En 1981 se mudó a San Diego, California con una invitación de la Federación de Aikido de los Estados Unidos y formó el Aikikai de San Diego. Bajo la dirección de Chiba, San Diego Aikikai fue la sede de la Federación de Aikido de la Región Occidental de los Estados Unidos (más tarde Birankai Norteamérica), una organización directamente afiliada y reconocida por la Sede Mundial de Aikido (Hombu Dojo) en Tokio, Japón. Durante los siguientes veintisiete años, Chiba continuó trabajando diligentemente para promover el aikido en todo el mundo, impartiendo numerosos seminarios y creando un riguroso programa de capacitación de maestros para sus propios estudiantes. En 2008, después de 50 años en Aikido, Chiba se retiró de la enseñanza activa.

Nos deja a la edad de 75 años en San Diego California el 5 junio 2015.

Código de conducta y ética en el aikido

Considerando que el concepto de moral representa el sistema racional de valores y comportamientos que organiza el modo de vida para alcanzar objetivos culturalmente definidos, o sea, que la moral es un saber normativo que orienta cómo conducir la vida de forma justa, relacionándose así firmemente con el concepto de justicia. Y que en ese contexto, el concepto de ética representa la reflexión sobre las cuestiones morales, y que la misma, determina la regulación de las acciones del hombre mediante normas preestablecidas, o sea, que la ética regula las acciones de los seres humanos hacia la orientación moral y su relación con los saberes prácticos (actitud más correcta ante cada situación particular) y el bien.

Por lo tanto, partiendo de esas premisas, siguen abajo para sus apreciaciones y reflexiones el Código de Conducta (sistema moral) y la Carta de Ética del Aikido establecidas por el Doshu Ueshiba Moriteru, que a su vez, componen toda la estructura y principios del Aikido Paraná Brasil :

Código de Conducta:

Largo esfuerzo por seguir el camino del Aikido.
Practique el espíritu del Aikido en la sociedad.
Obedezca los términos de la Fundación Aikikai siguiendo el linaje del Fundador del Aikido.
Aprecie la dignidad de los individuos.
Deseo la paz y la felicidad mundial de la humanidad.
Cumple las leyes y sus fines.
Sirva la sociedad.
Elimine la discriminación y el acoso y actúe fielmente.
Elimina las fuerzas antisociales.
Proteja la información personal.

Carta de Ética del Aikido:

El objetivo del Aikido es fortalecer la mente y el cuerpo acumulando entrenamiento intenso y diario. Trabaja junto con los compañeros practicantes.
En el entrenamiento diario es importante cultivar una actitud mental de comprensión y respeto hacia los compañeros de entrenamiento. De esta forma, se busca que se convierta en un practicante bien equilibrado con sinceridad y devoción.
El Espíritu del Aikido: Aiki significa Amor, siendo así, se tiene como misión y responsabilidad el aprecio y la protección a todas las cosas pues ese es el verdadero camino de Budo. Aiki también significa superar el propio ego y extinguir la voluntad de su oponente de luchar. Así, el Aikido se convierte en una manera de habilitar una auto-mejora absoluta, apagando la existencia del adversario en sí.

Carta Ética y código de conducta del Aikido. 5 de enero de 2015.

Fundación Aikikai

Presidente Moriteru Ueshiba

Paraguas Katana Samurai

Haz CLIC aquí si te interesa comprarlo.
Diámetro 110 cm aprox.
Peso: 452 g aprox,
Mango se parece a una espada o katana japonsa de Samurai.
Poliéster.

Defensa Personal Femenina D.P.F.

 

Curso de Defenasa Personal Femenina (D.P.F.) GRATUITO, en San Vicente del Raspeig Alicante.
Aikido Shogun y Fernando Villasanta 5º Dan de Aikido quiere dar a conocer Di NO Defiéndete bajo el lema Violencia Cero, destinado a todas las mujeres, independientemente de su edad o forma física.

El curso (GRATUITO) se orienta a cualquier mujer interesada, aunque no tenga ningún tipo de experiencia en las artes marciales.

Importante inscribirse ONLINE AQUI

Las técnicas tienen base en el Aikido, que es un arte marcial que no busca la confrontación. Este punto la convierte en una disciplina especialmente interesante para la mujer, ya que proporcionará conocimientos para evadir sin violencia y sin enfrentamiento una situación complicada contra alguien de mayor fuerza y/o tamaño basándose no en la fuerza sino en la habilidad y la técnica.

Llevar ropa cómoda y agua.
Siempre se puede aprender, solo necesitas las ganas de aprender.

Impartido por Fernando Villasanta 5º Dan de Aikido.
Fotografia J.P. Reina.

Shidoin

Es un título japonés (no es un grado), que es utilizado en artes marciales japonesas.
La palabra Shidoin significa “instructor” o ”

” y se usa mayoritariamente como un título honorífico para identificar a un instructor de nivel intermedio dentro de una organización o budo. En comparación, un instructor asistente o maestro tendría el título Fuku Shidoin , mientras que un instructor superior tendría el título Shihan , que significa “líder”, “guía” o “ideal”.
La palabra desciende de Shido (suru) 指導 (す る) . Consiste en yubi 指 que significa dedo o sasu 指 す, que es el verbo para mostrar. Michibiku 導 significa guía o guía. Shido también es sinónimo de caballerosidad, el código de honor del samurai.
Diferentes artes del budo como el Aikido tienen sus propios requisitos sobre cómo se usa este título, pero por lo general estos se conceden a partir del 4 ° o 5 ° Dan.

Descubrir el cuerpo por Kazuo Chiba sensei

Cualquiera que piense que por poner más horas de práctica en la formación, necesariamente se traducirá en un mayor rendimiento en el Aikido piensa como un niño.

Fundamentalmente, esta actitud materialista no lleva a ninguna parte, sino a un problema insoluble.
No importa cuántas horas de entrenamiento que se acumulen, no podemos evitar el movimiento y día a día, estar más cerca de la tumba.
Muchos estudiantes piensan que a través de la capacitación pueden hacer que sus cuerpos respondan y lograr moverlo como deseen.

No niego que un cuerpo dé respuesta, es una parte importante del aprendizaje.
Sin embargo, es sólo una parte de ella, una parte en relación con un factor mayor, que es el desarrollo de una actitud introspectiva en la formación, con una mirada seria a la autoexploración.
En muchos sentidos, positiva o negativamente, nuestro cuerpo es el producto de nuestra conciencia y con el fin de descubrir lo que es, el auto-examen se requiere estrechamente dentro de nuestra formación.
No es útil añadir más y más información, detalles, etc, solamente en el exterior y sin fin,
pensando que con el “extremo de práctica” que ya está allí.

El reconocimiento de un desequilibrio, desarmonía, o el trastorno dentro de su sistema,
se siente en el cuerpo, así como entre el cuerpo y la conciencia, es un punto de partida para el crecimiento.

Se podría caracterizar el desarrollo de este reconocimiento como una conversación o diálogo que se produce entre el cuerpo y la conciencia de uno.
A medida que el diálogo se desarrolla, la conciencia se vuelve más clara, y uno empieza a percibir la energía natural o la capacidad potencial que tiene, que hasta entonces, se hallaba oculta.
En lugar de añadir un elemento externo al cuerpo, cambiar el cuerpo para adaptarse a un deseo o voluntad, simplemente ve lo que ya está dentro.

Más importante aún, la conciencia misma – la forma en que un individuo percibe – comienza a cambiar a medida que se descubre el verdadero “cuerpo”, en contraposición al cuerpo que uno cambia de acuerdo a la voluntad.
Este es el elemento vital, único, que hace del Aikido lo que es.

El progreso del arte se mueve en proporción con el descubrimiento de la energía natural que, junto con una base orgánica, dinámica, que es existente dentro de cada individuo.

Es este verdadero cuerpo que ayuda al cuerpo a funcionar en armonía con el todo.
Uno sigue el camino del Aikido, de forma progresiva, con asombro y alegría, se encuentra con el verdadero yo, lo oculto, “alejado yo”, que, con su potencial inagotable, se encuentra sin descubrir por muchas personas que mueren sin saber que existe.

Este pasaje de Dogen Zenji, el fundador del Soto Zen, toca el tema de mi charla de esta mañana de una manera profunda.
“La práctica budista a través del cuerpo es más difícil que la práctica a través de la mente.
Comprensión intelectual en el aprendizaje a través de la mente debe estar unida a la práctica a través de nuestro cuerpo.

Esta unidad se llama “SHINJUTSUNINTAI, el cuerpo real del hombre.
Es la percepción de la mente todos los días, a través del mundo fenoménico.

Al armonizar la práctica de la iluminación con nuestro cuerpo, el mundo entero se verá en su verdadera forma.
“Finalmente, el descubrimiento del verdadero cuerpo, con su valor y su belleza, no debe ser objeto de comparación o discriminación competitiva, sino más bien lo que sostiene por sí dentro de cada individuo.
De ello se desprende como conclusión natural de que el estudio del arte del Aikido es y debe ser no competitivo.

Hace algunos años tuve la suerte de asistir a una conferencia en el Smith College, en New Hampshire, Massachusetts, a cargo de un maestro zen de Vietnam.

Durante un período de preguntas y respuestas, una mujer se levantó y le preguntó qué pensaba del sistema de meditación que se practica por los cuáqueros.

Él respondió:
“¿Cómo puede comparar la belleza de una flor del cerezo con la de una rosa?”

Descubrir el cuerpo (por TK Chiba, 8 º Dan)