Un espíritu Cuatro Almas Tres elementos Ocho poderes

Por Morihei Ueshiba (principios instructivos).

Mototsumitama (traducido literalmente como la gran sustancia metafísica básica del ser) de un espíritu, cuatro almas, tres elementos, y ocho poderes, que conforman al gran Dios. El gran Dios es la viviente madre infinita que ha esparcido prosperidad espiritual y física a través del espacio.

El espacio era vacío, sin Cielo ni Tierra. Repentinamente se abrió un agujero del tamaño del ojo un alfiler en el espacio vacío.

Ese orificio fue el verdadero origen de toda existencia. Desde allí, el Ki del Gran Dios, que era más fino que el vapor, el humo o la niebla, formó gradualmente un círculo el cual rodeó el orificio y dio nacimiento al Kotodama ¨Suu¨. Este nacimiento no solo se dio en el mundo físico, también se dio en el mundo espiritual.

El universo entonces comenzó su respiración natural tomando una profunda respiración de expansión, y según se expandía el sonido que fluía de él. Este sonido original fue el Kotodama ¨Suu¨. ¨Suu¨ continuó expandiéndose en cuatro direcciones y formó un círculo pulsante. Cuando Suu se desarrolló se convirtió en U. El trabajo constante de Suu produjo el Kotodama U.

El Kotodama U, que es el origen del espíritu como sustancia, se divide en dos y trabaja como fuerzas opuestas que funcionan independientemente. Cada uno de estas dos funciones tiene su propio Mitama (espíritu). Una de estas fuerzas fluye hacia arriba (hacia el Cielo) y genera el Kotodama A, mientras que la otra función cae a la Tierra y crea el Kotodama O.

Con A yendo hacia arriba y O yendo hacia abajo se creó una fuerza opuesta, y unidas por el Ki, se formó una atracción. Takamagahara (los altos planes del cielo) representa el universo. Nos enseña como deben ser la ley y el orden del universo y cómo los dioses residen dentro de él. La familia de cada uno representa Takamagahara y cada individuo tiene a Takamagahara dentro de si mismo/a.

Todos los elementos de este universo respiran, fluyen y viven constantemente en cada momento de nuestras vidas. Es decir Takamagahara es el gran globo celestial que ha logrado con éxito su formación y sus deseos. Es el mismo origen de la creación del Cielo y de la Tierra. Para entender los deseos del Takamagahara y realizar las tareas de los dioses de satisfacer su voluntad está el Aikido. Clarifique el Ki del espacio, el Ki de la auto cuajada isla (Onogorojima), el Ki del Universo, y todas las formas en las que el Mitama (espíritu) entra en su cuerpo.

Haga suyas todas las respiraciones del universo. Utilice estas líneas como la ley, y haga que se cumpla la misión del cielo universal. El principio básico a perseguir en cada dirección se llama Aikido.

Aikido debe ser la doctrina dotada por el Dios para clarificar el funcionamiento del Universo. Pasado, presente y futuro son las rutas que el universo debe seguir. Esto incluye el cuerpo humano, pues tiene el Universo dentro de si. Purifique el Universo y armonícelo con los tres mundos, el manifiesto, el espiritual, y el de los dioses. Siguiendo esto continuamente es Aikido.

La base del dinamismo universal consiste en 75 sonidos. Cada de estos sonidos obedece tres reglas: Triángulo (Iku-musubi), Círculo (Taru-musubi), y Cuadrado (Tamatsume-musubi).

El Kotodama, A, O, U, E, I, manifestando la mente de Dios de la fundación (Kuni no Katachi no Kami), interactuando con el Dios neutral (Toyokumo no Kami), las funciones de los cinco dioses comenzaron a ser. Cuando las ocho poderes interactúan entre sí, la luz, las puras subieron hacia los Cielos, y los más pesados, los impuros cayeron a la Tierra.

Cada vez que los cielos y la tierra interactuaban, algunas funciones cayeron a la tierra, expandiéndolas. Esto fue hecho por el Dios de Tamatsume-musubi. Con los tres elementos, Iku-musubi, Taru-musubi, y Tamatsume-musubi, influenciando el proceso, el universo creció y continúa creciendo hoy. Aiki es esta interacción y uso del Kotodama. Es el de un espíritu, cuatro almas, tres elementos, y ocho poderes.

Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, ciento, mil, un millón, y el gran Mitama de todas estas palabras representa un espíritu, cuatro almas, tres elementos, y las ocho poderes/energías. Ueshiba Sensei nunca dejó de recitar estas palabras en sus oraciones antes y después de la práctica de Aikido para enseñarnos a asimilarnos dentro del universo.

Haciendo así, podemos producir las técnicas que hacen los tres elementos visibles en el mundo manifiesto. Deseando la Paz para el Mundo, Ueshiba Sensei predicó siempre que los seres humanos son también una parte del universo.

Los tres elementos

Ueshiba Sensei nos dijo en su Dobun que los Tres Elementos son Gas, Líquido, y Sólido. Luego de estudiar esto por un largo período de tiempo, he llegado a mi interpretación de esto. Pienso que estos tres elementos son tres estados. Cuando O´Sensei dijo Gas, quiso decir, has tu respiración con la de tu oponente.

Líquido indica que debes absorber la fuerza de tu oponente. Sólido significa que debes usar tu respiración y realizar la técnica. En otras palabras, en el estado gaseoso debemos guiar a nuestro oponente con nuestro Ki. En el estado líquido, debemos hacernos uno con nuestro oponente. En el estado sólido, guiamos gradualmente a nuestro oponente en la dirección deseada para completar la técnica.

Las cuatro almas

Históricamente en Japón se han reconocido cuatro aspectos separados de las funciones del Mitama. El primero es Kushimitama (o los cielos) que da la luz a todas las cosas para purificar su KI. El segundo es Sachimitama (o la tierra) que lo da todo pródigamente sin esperar nada a cambio. El Aramitama activo y valeroso (o fuego) es imprescindible para cualquier tipo de desarrollo. El Nigimitama armonioso es el agua que puede fluir dondequiera y gobierna la tierra.

Las ocho energías

Las ocho energías están siempre en contraste unas con otras. La fuerza del movimiento y la fuerza de reposo, la fuerza que disuelve y la fuerza que cuaja, la fuerza que tira y la fuerza que empuja, la fuerza que une y la fuerza que separa, trabajan activamente en el universo para sostener la vida y la tierra. Esto es también es cierto dentro de nosotros mismos, pues somos parte del universo y tenemos un universo dentro de nuestros cuerpos. Hago una analogía de las tácticas de la espada de Ken-zen-ichi-jyo que fueron escritas en el siglo doce.

En Ken-zen-ichi-jyo aprendemos que si un oponente te da su 100% en su ataque, debes recibir el ataque con cero. Si te ataca con 90% entonces lo recibes con 10. Y así: 80-20; 70-30; 60-40; 40-60; 30-70; 20-80; 10 90; 0-100. Creo que esto es mucho más fácil de entender que las definiciones dadas por O Sensei si resolvemos 100% con 100% acabamos con una conexión 50-50 y no podemos proceder con la función deseada.

El fuego y el agua son dos ejemplos básicos de fuerzas opuestas. El fuego naturalmente fluye verticalmente, mientras que el agua fluye horizontalmente. El agua apaga el fuego, y el fuego evapora el agua.

Mucha gente pregunta si el Aikido guarda alguna relación con la religión. No creo en religiones porque sé que la historia ha visto muchos conflictos entre las religiones los que han causado grandes batallas. En su lugar creo en un Dios del fuego y un Dios del agua. Es un concepto tan simple que me gustaría que todo el mundo apoyara esta idea.

Al final se trata de energías antagónicas positivo y negativo. Cuando explico estas dos fuerzas utilizo los términos más y menos. La respiración correcta es crítica a la hora de usar estas fuerzas eficazmente. Respire mientras pronuncie A, O, U, E, I. Permita a su cuerpo aprender a respirar el Kotodama, y no a su cerebro. Al hacer esto no necesitará que sea su cerebro quien le haga moverse lo más rápidamente posible.

En Aikido, cero (o la nada) es necesario la mayor parte del tiempo. Kokoro (corazón y mente) es una cosa mientras que Ki es algo más. Mucha gente cree que son idénticas, pero lo son. El corazón y la mente permanecen inocentes durante su vida entera, mientras que el Ki está siempre fluctuando. Usted debe purificarse a si mismo para volverse nada. Lo que Usted haga en Aikido no puede reflejar el estado de su Ki. Si su Ki es nublado, usted no puede guiar a su oponente. Realmente espero que cada uno pueda aprender a dominar el Aikido que Ueshiba Sensei enseñó y vivió.

Según lo enseñado por Sadao Takaoka Shihan, traducción original del dojo de Wakayama Aikikai cerca: Haruko Kado Recompiled en inglés cerca: K.C. Brodbeck Partes tomadas del boletín de noticias 2/10/1974

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s