Wabi Sabi o la belleza de la imperfección

Las palabras por separado “wabi” y  la palabra “Sabi”, no tienen una tradución sencilla. Inicialmente «wabi» era un concepto que tenía que ver con la soledad, con el hecho de vivir en la naturaleza y lejos de la sociedad, mientras que «sabi» es un concepto relacionado con lo frío, flaco o marchito.

Sin embargo, esta tradición de estos conceptos fueron evolucionando a lo largo del tiempo hasta llegar a nuestros días con el significado actual que conocemos.

Así, “Wabi” es ahora la representación de la simpleza rústica, la elegancia subestimada, la frescura o la quietud mientras que “Sabi” es la belleza o la serenidad que aparece con la edad, cuando la vida del objeto se hace evidente en su desgaste o en los arreglos visibles.

La naturaleza es perfecta, aunque está llena de imperfecciones. La filosofía intenta imitar esa eterna paradoja y el resultado es impresionante o simplemente sorprendente.

Nada dura, nada está completo y nada es perfecto. Estas serían las tres claves sobre las que se basa el wabi sabi.

El Wabi Sabi es un concepto elaborado directamente de la filosofía budista Zen, basada en la contemplación de la naturaleza y la aceptación de su continuo ciclo de nacimiento, crecimiento, decadencia y muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s