Santuario Udo-jingu: Santuario en el acantilado

El santuario Udo-jingu  es un sitio con encanto, como tantos otros que podemos encontrar en Japón, este santuario se encuentra en un acantilado justo enfrente del mar Hyuga. El honden, o salón principal, se encuentra dentro de una cueva en el acantilado.
Un imprescindible de Udo-jingu es el “Undama-nage”, o lanzamiento de Lucky Ball, en el que se lanza una pequeña bola al hueco de una roca.Se dice que aterrizar con éxito la pelota en el hueco te traerá buena suerte e irá a conceder un deseo.
¡Visita el santuario de Udo-jingu para probar tu suerte!
El santuario Udo-jingu se ubica en la ciudad de Nichinan, en la prefectura de Miyazaki, en el sur de la región de Kyushu.
Para ir a Honden a rezar, hay que bajar unos escalones de piedra hechos en el acantilado. Esta acción de descender hacia la sala principal se llama “kudari-miya” y es una vista rara.
Junto con el santuario Ichinomiya Nukisaki en la prefectura de Gunma y el santuario Kusakabe Yoshimi en la prefectura de Kumamoto, Udo-jingu alberga los tres famosos santuarios de estilo kudari-miya de Japón.
Aunque el año exacto de establecimiento no es seguro, la leyenda dice que este santuario fue construido como sala de partos para la princesa Toyatama cuando iba a dar a luz a una deidad. El santuario Udo-jingu fue construido específicamente durante el reinado de la emperatriz Suiko. Después del período Heian, este santuario se considera un lugar sagrado en el camino de Shugendo.
El 1 de enero, muchos lugareños visitan el Santuario de Udo para ver el primer amanecer sobre el océano o la primera visita al santuario del año.
Justo antes de la entrada al santuario de Udo, hay una roca especial junto al mar llamada Kameiwa que tiene una cuerda rodeando un agujero con agua en su interior. Puedes comprar las pequeñas cuentas (undama) a 100 yenes al cambio 1 euro aproximadamente, para tirarlas en el agujero y tener buena suerte. Se dice que recibirás buena suerte si alguna de tus piedras logra aterrizar en el hoyo.