RECETAS JAPONESAS, SAYAINGEN NO GOMA AE

Vamos a compartir la receta Sayaingen no goma ae la cual fue elaborada por Lucia Hikari y Mari Carmen durante el ultimo seminario de Aikido en las Alpujarras con el Shihan Pepe Jesús.

Para elaborar todas las recetas se ha usado salsa de soja kikkoman baja en sal (La botella con la etiqueta verde)

Ingredientes:

  • 200gr de habichuelas (redondas)
  • Sal.
  • 4 cucharadas soperas de sésamo tostado.
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja.
  • 1 cucharada sopera de vino blanco o sake
  • 2 cucharadas de postre de Azúcar
  1. Se cortan los extremos de las habichuelas.
  2. Se pone en una olla agua con sal y se lleva a ebullición.
  3. Cuando esta hirviendo el agua se añaden las habichuelas.
  4. Cuando estén al dente se sacan y se enfrían rápidamente. (para saber si están al dente coges una habichuela y se le aprieta con la uña, si se queda la marca están listas).
  5. Se reservan las habichuelas.
  6. Se procede a la preparación del aliño, empezamos moliendo el sésamo en un mortero.
  7. En un bol se mezcla la salsa de soja, el azúcar, el vino blanco o sake y el sésamo molido.
  8. Se añade el aliño por encima a las habichuelas.
Mari Carmen a la izquierda y Lucia HikarI a la derecha.

Todas estas recetas fueron proporcionadas y elaboradas por Lucia Hikary y Mari Carmen, gracias por compartir vuestro conocimiento, tiempo e ilusión con nosotros.

Arigato gozaimashita.

RECETAS JAPONESAS, HORENSO NO OJITASHI

Vamos a compartir la receta que es Horenso no ojitashi la cual fue elaborada por Lucia Hikari y Mari Carmen durante el ultimo seminario de Aikido en las Alpujarras con el Shihan Pepe Jesús.

Para elaborar todas las recetas se ha usado salsa de soja kikkoman baja en sal (La botella con la etiqueta verde)

Ingredientes:

  • 250gr de espinacas frescas.
  • 3 cucharadas soperas de agua.
  • 1 cucharada de postre de dashi en polvo.
  • 3 cucharadas soperas de salsa de soja.
  • 1 cucharada sopera de vino blanco o sake.
  • Bonito seco en escamas.
  1. Se prepara un aliño mezclando en un bol el agua, el dashi, la salsa de soja y el vino blanco o sake.
  2. Se pone agua en una olla y se lleva a ebullición.
  3. Se introduce dentro de la olla las hojas de espinacas con el tallo hacía abajo, cuando se sumerjan las espinacas completamente se, se sacan y se enfrían con agua fría.
  4. Se escurren las espinacas, comprimiéndolas con fuerza para que expulsen el máximo de agua y se hacen pequeños paquetes.
  5. Se cortan los paquetes en trozos longitudinales.
  6. Se aliñan los paquetitos de espinacas con el aliño que hemos preparado.
  7. En el momento de servir se añaden las escamas de bonito por encima.

Se pone el aliño poco a poco para que no quede seco.

Mari Carmen a la izquierda y Lucia HikarI a la derecha.

Todas estas recetas fueron proporcionadas y elaboradas por Lucia Hikary y Mari Carmen, gracias por compartir vuestro conocimiento, tiempo e ilusión con nosotros.

Arigato gozaimashita.

RECETAS JAPONESAS, NIMONO

Vamos a compartir una receta que es Nimono la cual fue elaborada por Lucia Hikari y Mari Carmen durante el ultimo seminario de Aikido en las Alpujarras con el Shihan Pepe Jesús.

Para elaborar todas las recetas se ha usado salsa de soja kikkoman baja en sal (La botella con la etiqueta verde)

Ingredientes:

  • 1 zanahoria.
  • Alga kombu (Un par de trozos medianos).
  • 4 setas shitake (deshidratadas).
  • 150 gr Bambú.
  • 1/2 sobre de dashi en polvo (si es al granel dos cucharadas pequeñas).
  • Azúcar Blanca (cucharada sopera y media).
  • Salsa de Soja (cucharada sopera y media).
  • Sake (cucharada sopera).
  • Sal (media cucharada café).
  1. Se pone en remojo las setas shitake hasta que se rehidraten en un cuenco con 200ml de agua.
  2. Una vez rehidratadas las setas se cortan las setas, el bambú, la zanahoria en trozos finos y largos.
  3. Se pone la zanahoria, las setas, el bambú y el alta Kombu en una cazuela, se le añade el agua donde se han rehidratado las setas shitake, añadiendo el medio sobre de dashi, el azúcar blanco, salsa soja, sake y la sal.
  4. Se pone todo al fuego y se remueve hasta que no quede caldo.
Mari Carmen a la izquierda y Lucia Hikari a la derecha.

Todas estas recetas fueron proporcionadas y elaboradas por Lucia Hikary y Mari Carmen, gracias por compartir vuestro conocimiento, tiempo e ilusión con nosotros.

Arigato gozaimashita.

RECETAS JAPONESAS, POLLO TERIYAKI

Vamos a compartir la primera receta que es la de pollo teriyaki la cual fue elaborada por Lucia Hikari y Mari Carmen durante el ultimo seminario de Aikido en las Alpujarras con el Shihan Pepe Jesús.

Para elaborar todas las recetas se ha usado salsa de soja kikkoman baja en sal (La botella con la etiqueta verde).

Ingredientes:

  • 1 kg de muslos de pollo deshuesados y cortados en trozos pequeños.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 80ml de vino blanco o sake.
  • 100ml de Salsa de soja.
  • 1 trozo de jengibre. (Del tamaño de un ajo aproximadamente).
  1. Se pela, ralla y se exprime el jengibre para quitarle toda el agua posible.
  2. Se mezcla en un cuenco la salsa de soja, el azúcar, el vino blanco o sake y el jengibre. Removiendo la mezcla para que se disuelva el azúcar y se integren todos los ingredientes. Ya tenemos preparada nuestra salsa Teriyaki.
  3. Se cogen los trozos de pollo y se marinan con la salsa Teriyaki que acabos de hacer. Todos los trozos deben de quedar bien cubiertos por la salsa y deben ser marinados un mínimo de dos horas.
  4. Se retira el pollo de la salsa y se cocina en un Wok con aceite de girasol a fuego muy fuerte hasta que se dora, mientras se fríe el pollo se va añadiendo el caldo del marinado y se cocina hasta que quede el pollo caramelizado y seco.
Mari Carmen a la izquierda y Lucia Hikari a la derecha.

Todas estas recetas fueron proporcionadas y elaboradas por Lucia Hikary y Mari Carmen, gracias por compartir vuestro conocimiento, tiempo e ilusión con nosotros.

Arigato gozaimashita.

RECETAS JAPONESAS

Vamos a compartir varias recetas japonesas, las cuales fueron elaboradas por Lucia Hikari y Mari Carmen durante el ultimo seminario de Aikido en las Alpujarras con el Shihan Pepe Jesús.

Este es un adelanto visual, para saber más aquí en GASTRONOMIA JAPONESA.

Todas estas recetas fueron proporcionadas y elaboradas por Lucia Hikary y Mari Carmen, gracias por compartir vuestro conocimiento, tiempo e ilusión con nosotros.

Arigato gozaimashita.

Mari Carmen a la izquierda y Lucia Hikari a la derecha.

Las recetas que iremos viendo de este seminario han sido recopiladas por José C. Santos estudiante y practicante de Aikido.

Ceremonia del Té japonés o Sadou







El té Sayama( 山茶 山茶Sayama-cha ) es un tipo de hojas de té verde producidas principalmente en la región suroeste de la Prefectura de Saitama y en una pequeña área vecina en el noroeste de Tokio . En comparación con los tés de otras regiones productoras de té en Japón, el té Sayama se caracteriza por sus hojas gruesas. Esto se debe a que la región se considera bastante al norte, y el clima fresco, que a veces causa escarcha en el invierno, hace que los árboles no puedan sobrevivir sin hojas gruesas. El té extraído de tales hojas gruesas dio como resultado un sabor dulce y rico distinto. Se ha encontrado que el té de Sayama tiene algunos de los niveles más altos de los antioxidantes beneficiosos que se encuentran en el té verde.

Ha sido un verdadero placer poder aprender con la maestra de la ceremonia del té Asamien.

Gracias.

 

Sushi’s Gourmet en Alicante




Sushi’s Gourmet te ofrece un mundo de sabores únicos, elaborado con la máxima frescura.
Situado en la AV AGUILERA N3.
Recién inaugurado ya que ha sido el 7 de agosto de 2018.
Una amplia carta, disfruta de un día inolvidable con los showcooking de la mano de un Sushiman.
Mesa temática japonesa que dejará a todos un sabor de boca sorprendente. Estan especializados en adaptar el sushi a todos, recetas sin gluten, para veganos, sushi clasico y fusión. Presupuesto sin compromiso.

Al frente de la cocina se encuentra el Sushiman Pablo Garcia Villanueva.

Para reservar llamar 966 36 03 00.
Que no te lo cuenten.

Teriyaki de atún

Ingredientes

Para cuatro personas:

  • 4 rodajas de atún de alrededor de 200 g
  • Harina.
  • 6 cucharadas de salsa de soja japonesa.
  • 4 cucharadas de mirin.
  • 2 cucharadas de sake.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 1 trozo de 4 cm de jengibre fresco.
  • 1 trozo de 6cm de rábano blanco (daikon).

Preparación:

Salamos el atún y lo dejamos media hora reposando.

Entretanto preparamos la salsa de maceración: rallamos un tercio del pedazo de jengibre, lo exprimimos con los dedos en un cuenco pequeño y desechamos la ralladura. Mezclamos el jugo del jengibre con tres cucharadas de salsa de soja y dos de mirin.

Secamos las rodajas de atún con un papel de cocina absorbente y las ponemos en una fuente. Vertemos sobre ellas la salsa y dejamos una hora por lo menos en maceración.

Transcurrido el período de maceración, pasamos las rodajas de atún por la harina. Calentamos una sartén honda y vertemos un chorrito de aceite. Freímos las rodajas de atún por las dos caras hasta que se doren. Los sacamos de la sartén y los reservamos en un plato. Limpiamos la sartén.

En un cuenco mezclamos el resto de la salsa de soja, el resto del mirin y el sake con el azúcar, lo removemos bien y lo vertemos en la sartén ah fuego hasta que rompa a hervir. Bajamos el fuego, dejamos cocer durante un par de minutos, comprobando que la salsa cobra espesor. Incorporamos de nuevo las rodajas de atún a la sartén y las cocemos unos cinco minutos a fuego lento volviéndolas de cuando en cuando.

Rallamos el rábano blanco y el resto del jengibre.

Servimos las rodajas de atún teriyaki con guarnición de rábano blanco y jengibre.

Sashimi de sepia

Ingredientes

Para cuatro personas:

  • 4 sepias frescas.
  • 4 cucharadas de jengibre encurtido.
  • 4 cebollinos.
  • 1 lámina de alga non seca.
  • 1 cucharada de salsa wasabi.
  • 1/2 rábano blanco (daikon).
  • 1 zanahoria.
  • Salsa de soja japonesa.

Preparación:

Empezamos limpiando muy bien las sepias. Para ello, les desprendemos la piel externa y guardamos los tentáculos para una ensalada, una sopa u otro guiso. Con un cuchillo bien afilado, cortamos los cuerpos de las sepias a lo largo en dos mitades, pero sin separarlas completamente. Tenemos dos filetes de cada sepia, unidos por un lado, que alineamos abiertas sobre una tabla o el mármol de la cocina.

Asamos sobre el fogón la lámina de alga a fuego lento durante unos cinco minutos, hasta que obtenga un color verdusco. La dividimos en cuatro tiras con unas tijeras de cocina y extendemos cada una de las tiras sobre uno de los lados de las sepias.

Pelamos los cebollinos y los cortamos en trozos de la longitud de los filetes de pescado.

Repartimos sobre las tiras de alga los cebollinos, la salsa wasabi y el jengibre encurtido. Luego, lo cubrimos todo con el otro filete de sepia y los enrollamos cuidadosamente, tratando de prensarlas bien con los dedos. Tenemos cuatro cilindros de sepia rellenos, los dejamos unos instantes antes de cortarlos.

Entretanto, pelamos el rábano blanco y la zanahoria y los cortamos en tiras finas de juliana que mezclamos en un cuenco con dos cucharadas de salsa de soja.

Cortamos las sepias en rodajas de un par de centímetros y las repartimos en cuatro raciones que acompañamos de un puñado de ralladura de zanahoria y rábano blanco y de un cuenco que contenga salsa de soja japonesa.

Restaurante Japones NiGO en Alicante

La familia crece, el hermano del  restaurante Daikichi,  aquí en Alicante, se llama Nigo (que significa “el Segundo”) y ya está funcionando, abrió sus puertas el viernes día 22 de diciembre 2017.

Situado en la calle San Fernando 12, en el corazón de Alicante, la tradicional cocina japonesa con toques modernos.

Llama al 966 602 415, para reservar tu  mesa y disfrutar de una experiencia única de la gastronomía japonesa.

Que no te lo cuenten.

Ven  y disfruta como nunca.

Alas de pollo a la japonesa

Ingredientes

Para cuatro personas:

  • 1 kg de alas de pollo.
  • Harina.
  • 1 huevo.
  • 3 cucharadas de salsa de soja japonesa.
  • 1 diente de ajo.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 8 cucharadas de vinagre de arroz.
  • 2 cucharadas de sake.
  • Aceite vegetal para freír.
  • 4 cucharadas de agua.
  • Preparación:

    Quitamos los picos del extremo del ala y dividimos el resto en dos mitades. Batimos el huevo con una cucharada de agua; sumergimos las medias alas en el batido y después las enharinamos, sacudiéndolas para que se desprenda el exceso de harina.

    Calentamos aceite abundante en una sartén grande y freímos las alas rebozadas hasta que cobren un color dorado y adopten una textura crujiente. Las distribuimos en una fuente para hornear cuidando de que no se monten.

    Mezclamos en un cazo la salsa de soja, el sake, el vinagre de arroz y tres cucharadas de agua con el azúcar. Picamos el diente de ajo y lo agregamos a la mezcla. Lo ponemos al fuego hasta que hierva, removiendo para que se disuelva el azúcar y se liguen los ingredientes. Cuando rompa a hervir, lo retiramos del fuego y vertemos la salsa sobre las alas de pollo.

    Calentamos el horno a 140º y metemos la fuente con las alas. Las asamos durante una media hora, hasta que la salsa haya espesado y recubra las alas de pollo.

    Servimos las alas en raciones individuales, que podemos acompañar con arroz o fideos cocidos.

    Sashimi helado de lubina y langostinos

    Ingredientes

    Para cuatro personas:

    • 1/2 pepino.
    • 200 g de filetes de lubina fresca.
    • 8 langostinos medianos frescos.
    • 2 langostinos grandes frescos.
    • 1 limón.
    • 1 lámina de alga non seca.
    • Salsa wasabi.
    • Salsa de soja japonesa.
    • 800 g de hielo.

    Preparación:

    Empezamos esta receta preparando la guarnición. Pelamos el pepino y lo cortamos por la mitad longitudinalmente. Le quitamos las pepitas con una cucharilla y lo cortamos en medias lunas de un centímetro de grosor. Cuarteamos el limón en gajos.

    Asamos a fuego lento el alga durante unos cinco minutos, hasta que se vuelva de color verde.

    Pelamos primero los langostinos grandes y los picamos bien. Extendemos la carne sobre la lámina de alga y la enrollamos bien prieta. La cortamos en pedazos de dos centímetros y los reservamos.

    Quitamos las colas y las cabezas de los langostinos medianos y las guardamos. Los pelamos y los cortamos en trozos más o menos iguales que sumergimos en un cuenco con la mitad del hielo durante cinco minutos.

    Limpiamos los filetes de lubina y los cortamos en lonchas más o menos iguales, muy finas. Los metemos también unos cinco minutos en el resto del hielo.

    Sacamos del agua helada los trozos de carne y los filetes de lubina.

    En un plato, servimos una cuarta parte del pepino con un gajo de limón; agregamos los langostinos y la lubina, y lo adornamos con los trozos del rollo de alga y con las cabezas y las colas que hemos guardado.

    Acompañamos el plato con una nuez de salsa wasabi y con un cuenco que contenga salsa de soja japonesa.

    Truco:

    Sumergir el pescado en agua helada hace que la carne encoja ligeramente y que obtenga una textura firme y tirante. Conviene comerla nada más sacarla del hielo y, sobre todo, que el pescado sea extremadamente fresco.

     

    Curiosidades

    En el caso de la lubina, se prepara tradicionalmente con un ejemplar vivo, al que se le practica un corte en la parte posterior de la cabeza para que deje fluir la sangre y que la carne quede firme y limpia.

    Ensalada de lechuga y zanahoria a la japonesa

    Ingredientes

    Para cuatro personas:

    1 lechuga.
    2 zanahorias.
    1 trozo de 3 cm de jengibre fresco.
    3 cucharadas de vinagre de arroz.
    6 cucharadas de salsa de soja japonesa.
    2 cucharadas de semillas de sésamo.
    3 cucharaditas de azúcar.

    Preparación:

    Lavamos las hojas de la lechuga y las escurrimos bien. La cortamos en tiras finas de juliana.

    Pelamos las zanahorias y las rallamos. Pelamos y rallamos también el jengibre.

    Ponemos en un cuenco grande la juliana de lechuga, la ralladura de zanahoria y la de jengibre; lo mezclamos bien y lo guardamos.

    Asamos en una sartén a fuego lento las semillas de sésamo, sin dejar de agitarla para que no se quemen. Las echamos en un mortero y las trituramos bien hasta que se forme una pasta.

    En un tazón, mezclamos el vinagre de arroz, la salsa de soja, el azúcar y la pasta de semillas de sésamo. Agregamos un par de cucharaditas de agua para conseguir un aliño homogéneo y removemos bien hasta que el azúcar se disuelva.

    Vertemos la salsa en el cuenco de la lechuga, la zanahoria y el jengibre; lo mezclamos todo bien y lo servimos en cuatro raciones.

    Alas de pollo a la japonesa

    Ingredientes para cuatro personas:

    • 1 kg de alas de pollo.
    • Harina.
    • 1 huevo.
    • 3 cucharadas de salsa de soja japonesa.
    • 1 diente de ajo.
    • 4 cucharadas de azúcar.
    • 8 cucharadas de vinagre de arroz.
    • 2 cucharadas de sake.
    • Aceite vegetal para freír.
    • 4 cucharadas de agua.
    alitasde-pollo-a-la-japonesa
    Preparación:

    Quitamos los picos del extremo del ala y dividimos el resto en dos mitades. Batimos el huevo con una cucharada de agua; sumergimos las medias alas en el batido y después las enharinamos, sacudiéndolas para que se desprenda el exceso de harina.

    Calentamos aceite abundante en una sartén grande y freímos las alas rebozadas hasta que cobren un color dorado y adopten una textura crujiente. Las distribuimos en una fuente para hornear cuidando de que no se monten.

    Mezclamos en un cazo la salsa de soja, el sake, el vinagre de arroz y tres cucharadas de agua con el azúcar. Picamos el diente de ajo y lo agregamos a la mezcla. Lo ponemos al fuego hasta que hierva, removiendo para que se disuelva el azúcar y se liguen los ingredientes. Cuando rompa a hervir, lo retiramos del fuego y vertemos la salsa sobre las alas de pollo.

    Calentamos el horno a 140º y metemos la fuente con las alas. Las asamos durante una media hora, hasta que la salsa haya espesado y recubra las alas de pollo.

    Servimos las alas en raciones individuales, que podemos acompañar con arroz o fideos cocidos.

    Arroz para sushi

    Ingredientes para cuatro personas:

    • 400 g de arroz de grano corto.
    • 70 c.c. de vinagre de arroz.
    • 1 cucharada de azúcar.
    • 1 cucharada de sal.

    Coceremos el arroz con la cantidad de agua equivalente en peso. Convendrá que nos acostumbremos a emplear siempre la misma marca. De ese modo, no tardaremos en cogerle el truco y pronto, con unos pocos intentos, lograremos obtener un estupendo arroz.

    Preparación:

    Lavamos el arroz hasta que el agua salga limpia. Para ello, hemos de poner el arroz en un cuenco y añadir la cantidad suficiente de agua para lavarlo. Mezclamos el arroz con el agua, hasta que ésta se vuelva blanca. Tiramos el agua blanca y la sustituimos por agua limpia.

    Repetiremos la operación hasta que el agua se mantenga limpia tras haber lavado el arroz. Normalmente lo lograremos tras efectuar unos seis u ocho lavados.

    Ahora escurrimos toda el agua del último lavado y ponemos el arroz dentro de una cazuela metálica que cierre herméticamente. Si no disponemos de una cazuela, arbitraremos el modo de cerrarla con papel de aluminio.

    Añadimos un 20% más de agua fría que de arroz, o sea, por cada taza de arroz una de agua y un poco mas.

    Ponemos el recipiente a hervir sin taparlo a fuego medio.

    Una vez en ebullición cerramos la cazuela herméticamente. Si la tapa no cierra así, lo tapamos con una lámina de papel de aluminio, cuidando de que no haya ninguna fuga de aire.

    Cocemos el arroz a fuego máximo durante un par de minutos; después lo ponemos a fuego medio alrededor de otros cinco minutos. Más tarde, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que cueza un cuarto de hora para que se absorba el resto del agua.

    Durante ese período podemos oír las diferentes etapas de cocción. Primero el arroz burbujea; después, tras haber absorbido toda el agua, silba. Insistimos en que todos esos sonidos los oiremos. No debemos nunca caer en la tentación y desear verlo. Si queremos un arroz óptimo, jamás hemos de levantar la tapa durante el tiempo de la cocción.
    Concluido el proceso, quitamos la tapa y cubrimos la cacerola con un paño húmedo, dejándolo que se enfríe durante un cuarto de hora.
    arroz sushi
    Transcurrido ese tiempo, ponemos el arroz en un cuenco que no sea metálico. Los japoneses emplean el hangiri, un recipiente de fondo redondo, hecho con madera de cedro.

    Extendemos el arroz con una espátula, durante un buen rato, como si estuviéramos labrando un campo, de un lado al otro y de arriba abajo. De ese modo lograremos que los granos se separen.

    Mientras estemos extendiendo el arroz, añadimos poco a poco la mezcla de vinagre de arroz, sal y azúcar, cuidando de que el arroz quede pegajoso, pero no pringoso.

    Al mismo tiempo que mezclemos el arroz con el vinagre, hemos de tratar de abanicarlo para enfriarlo, separar los granos y dotarlo de un aspecto brillante.

    Esta operación la llevamos a cabo alternándola con la de remover el arroz. La operación habrá de durar unos doce minutos, aproximadamente.

    Ya tenemos el arroz listo para preparar el sushi. Cuando lo manipulemos hemos de cuidarnos de mojar los dedos y los utensilios que utilicemos con agua fría con frecuencia. De este modo, el arroz no se nos pegará entre los dedos ni en los cuchillos, espátulas o cucharas que empleemos.