Los 47 Ronin

En el 1701 Asano Takuminokami de Aki ataco a Lord kira Hozukenosuke en el castillo de Edo. Asano habia perdido la paciencia debido a las repetidas provocaciones de Kira, pero fallo en su ataque al castillo y fue sentenciado a Seppuku (ritual de suicidio) por el gobierno de entonces pero a Kira no se le condeno a nada, cosa extraña ya que en esa epoca ese tipo de conflictos acababan con un castigo para ambos.

La familia de Asano perdio el poder y sus samurais se quedaron sin trabajo convirtiendose en Ronins (samurais sin amo). Durante un año y medio planearon una venganza contra Kira y guiados por su lider Oishi Kuranosuke consiguieron consumarla matando a Kira en su mansion. Lo atraparon y Oishi le corto la cabeza con la misma wakizashi (espada corta) con la que su amo habia cometido el Seppuku. Despues de consumar su venganza y quedando 46 de los 47 Ronin, ya que uno fallecio en el asalto, llevaron su cabeza al templo de Sengakuji donde luego todos ellos fueron sentenciados a Seppuku (ritual de suicidio) por el gobierno. Esta historia es muy popular a Japon y un clasico en los shows de Kabuki (teatro tipico japones). Tambien se hizo una pelicula sobre esta historia, es interesante si podeis verla.

47 ronin tumbas

Curiosidad de todo lo relacionedo con los cuarenta y siete ronin: Sengakuji es donde se encuentra las tumbas de estos 47 ronin. A la izquierda de la zona del templo hay un lugar de oración donde se encuentra Kwanyin, la diosa de la misericordia, allí se encuentran estátuas de los 47 ronin talladas en madera. Sus caras están coloreadas y cada uno lleva su arma favorita. El detalle de la talla es muy bueno y se puede apreciar la diferencia de edad entre ellos. Hay que tener en cuenta que uno de ellos tenía 77 años cuando murió y el más joven solamente 16.

Cerca de esta zona hay un camino que va hacia una colina. Allí existe una pequeña fuente que es donde los ronin llevaron la cabeza del funcionario. En esta existe una inscripción que indica: Esta es la fuente en la cual fue lavada la cabeza; aquí no debes lavar ni tus manos ni tus píes.

Aunque la historia se centra en el desprecio que se tuvo al señor del castillo Ako; en realidad fueron dos: Asano Takumi y Kamei Sama. El funcionario trató con desprecio a ambos al no haber recibido una gran suma de dinero por sus servicios. Kamei Sama fue el primero que se cansó del comportamiento de Kotsuke (el funcionario)  y decidió acabar con la vida de este al día siguiente.

Kamei Sama le contó a su consejero sus planes y este que era una persona sabia decidió ir a buscar al funcionario, darle una suma importante de dinero y así evitar un desastre que acabaría con la vida de su señor y  de su familia.

Al día siguiente cuando Kamei Sama se dirigió al funcionario con la intención de matarlo se sorprendió al ver el cambio de actitud que este tuvo hacia él. Lo cual apaciguó sus deseos de matarlo allí mismo.

Por desgracia el consejero de Asano no fue tan sabio y por ello siguió insultando al samurái. La realidad es que uno de los consejeros de Asano era Oishi Kuranosuke (ronin que ideó todo el plan de venganza), pero este se encontraba de viaje y al consejero que estaba al lado de Oishi no se le pasó por la cabeza actuar como hizo el de Kamei  Sama.

Una vez que los ronin se decidieron a atacar la casa del funcionario, se mandó un mensaje a los vecinos que decía: “Nosotros, los Ronin que estábamos al servicio de Asano Takumi, estamos preparados para vengar a nuestro señor. Pues como no somos ni ladrones ni rufianes, ningún daño será realizado a las casas de los vecinos. Rogamos que descanséis esta noche”.

Todo indica que Kotsuke no Suke era odiado por sus vecinos, esta fue la razón de que no dieran la señal de alarma.

En toda las narraciones se destaca el valor que tenían los defensores de Kotsuke. En una de estos enfrentamientos; tres guardias de Kotsuke consiguieron parar a varios de los Ronin. Oishi al ver esto grito: “¿Qué os pasa? ¿No habéis jurado morir por conseguir vengar a vuestro señor? ¿Cómo tres guardias os pueden parar entonces? Cobardes, no merecéis ni que os hable. ¡Morir luchando por la causa de nuestro señor debería ser vuestra máxima ambición! Después, se giró hacia su hijo que formaba parte de los 47 ronin y le dijo: ¡Enfréntate a ellos! y si estos son demasiado fuertes para ti; entonces muere.

Una vez que kotsuke fue atrapado, Oishi le dijo: Mi señor, somos los criados de Asano Takumi no Kami. El año pasado, su señoría y nuestro maestro tuvieron un enfrentamiento; él fue sentenciado a realizarse el hara-kiri y su familia fue arruinada. Hemos venido esta noche para vengarlo como mandan las leyes a los seguidores leales. Te ruego que comprendas la justicia de nuestro propósito. Y ahora, mi señor te pedimos que te realices el hara-kiri. Yo mismo tendré el honor de actuar como segundo, y cuando con toda humildad reciba su cabeza, es mi intención llevarla a la tumba donde descansa Asano Takumi no Kami.

Los 47 ronin, mientras esperaban que Kotsuke bajara la guardia; intentaron pasar desapercibidos y dar la impresión de que habían perdido todo el interés de vengar a Asano, por lo tanto no tenían sus armaduras de samuráis. Para no llamar la atención de nadie tuvieron que realizarse una armadura con material que encontraron.

La cabeza de Kotsuke no se encuentra enterrada junto a Asano, esta fue devuelta a la familia junto a una carta en la que explicaba los motivos para haber actuado de tal forma. Una de las frases indica: “Aquellos no deben vivir bajo el mismo cielo ni andar la misma tierra que el enemigo de sus padres o señores”. Esta frase proviene de un libro de Confucio en el que se habla sobre la venganza”.

Anuncios