Wagashi

Es el nombre que se le dan a los dulces japoneses. El colorido y diseño son infinitos. El sabor para los occidentales es un poco extraño al igual que la textura. Exísten diferentes moldes realizados en madera que se pueden encontrar en las tiendas especializadas o en los mercados en Japón. Es importante mencionar que la forma tracional y a la que se le da más valor es a la confección manual de cada uno de estos dulces. Los colores y diseños dependen de la época del año y se sirven en la ceremonia del té. Se comenzó dicha costumbre al servir frutas y snacks de temporada, posteriormente se incorporaron los granos al ser procesados, lo que permitía una masa manejable. Algunos se freían y otros se cocinaban al vapor. Gracias al uso del azúcar y el huevo en los dulces de Portugal y España, los japoneses lo incorporaron en sus preparaciones y con el tiempo crearon sus propias recetas.

Taiyaki, tiene el centro de anko (pasta de judías dulces) rodeado de una cobertura de masa frita con forma de pez.Este postre o dulce  puedo dar fé que está realmente bueno.En este puesto se pueden apreciar los moldes y los dulces, la señora y su marido fueron los encargados de endulzarnos ese día que  tengo que decir, fue redondo.