Internet en Japón

Esta tarjeta es una de las dos cosas imprescindibles para viajar a Japón, la otra son los desplazamientos mediante trenes con la JR Pass.
Podemos estar conectados a la red mediante una tarjeta llamada SIM CARD.
Esta tarjeta te mantiene conectado a Internet utilizando tu propio teléfono.

La tarjeta SIM está disponible por 8, 16 ó 31 días de uso, ya sea tipo micro o nano.

Nota: Esta tarjetas SIM no te permite ni recibir ni hacer llamadas.

¿CÓMO OBTENER UNA TARJETA SIM CARD?

Este servicio se realiza a traves de la pagina de japan-rail-pass que te la enviará a tu casa antes de tu salida, o a Japón (a tu hotel, por ejemplo). Se puede realizar las dos cosas a la vez la tarjeta SIM junto con la compra de una Japan Rail Pass, si haces un pedido en conjunto.

¿QUÉ HAGO CON LA SIM CARD UNA VEZ USADA?

No hay necesidad de devolverla, la puedes tirar a la basura cuando hayas terminado de usarla.

¿PUEDO CANCELAR MI PEDIDO?

Segun el proveedor la tarjeta SIM es reembolsable si no se ha utilizado y si el envoltorio está aún intacto. Debes devolvernos la Sim card en el mes siguiente a la compra. Retenemos 10% del reembolso por cargos de cancelación.
Preguntas frecuentes del uso de la tarjeta

¿ES COMPATIBLE CON MI TELEFONO?

Es compatible con los teléfonos iPhone y Androide.

Importante: Tu teléfono debe estar desbloqueado.

Para asegurarte de que esté desbloqueado por favor contacte su proveedor de servicios para verificarlo antes de hacer la compra.

¿QUÉ VELOCIDAD DE INTERNET ALCANZA? ¿TIENE ACCESO ILIMITADO?

La tarjeta sim no tiene limitación de velocidad. La red depende del lugar en que se encuentre y de la red móvil del operador.

¿PUEDO LLAMAR O RECIBIR LLAMADAS CON EL SIM CARD?

No puedes, esta tarjeta SIM es sólo para datos. En otras palabras, no podrá ni hacer ni recibir llamadas.

¿CÓMO ACTIVO LA SIM CARD?

Después de insertar la tarjeta SIM en el teléfono debes configurarla.

¿CUÁL ES EL PROVEEDOR DE SERVICIOS DE LA TARJETA?

La tarjeta SIM usa la red de Docomo.

¿PUEDO USAR LA TARJETA FUERA DE JAPÓN?

No, esta tarjeta SIM sólo funciona en Japón.
Si se quiere las mismas prestaciones que la tarjeta SIM CARD pero necesitamos más como por ejemplo wifi para poder enviar WhatsApp lo que necesitaremos seria Pocket Wifi.
Anuncios

Koban policia japonesa

Son pequeños destacamentos y es único de Japón, y lo forman la policía comunitaria en un sistema de casetas llamadas Koban, subordinadas de las comisarías. Se encuentran en áreas urbanas y tienen uno o varios agentes que previenen y responden a crímenes y accidentes. También existen casetas residenciales de policía en áreas rurales, cubriendo áreas más amplias donde ocurren menos crímenes o accidentes y donde se pone énfasis en el contacto con la comunidad.
Al policía de los Koban se le conoce como policia de barrio o “kovani”.
kobanJapón es admirado en el mundo por los altos niveles de seguridad que ha logrado. Su policia cuenta con 221.000 agentes (uno por cada 560 ciudadanos).
En la base de su estructura organizativa destacan las prefecturas, en contacto directo con la ciudadanía. En la cúspide se encuentran la Comisión de Seguridad Pública y la Agencia de la Policía Nacional. Las prefecturas son pequeños destacamentos ubicados en puntos claves de pueblos y ciudades.

Pachinko, juego japones

Es un juego tradicional de apuesta de Japón, es un juego de diversión que encontraremos en todo Japón.
El “pachinko” son las máquinas tragaperras japonesas por excelencia. Son una especie de máquinas de bolitas que tienes que lanzar y según donde caigan recibes dinero o no.
El Pachinko consiste en que el jugador debe comprar una gran cantidad de bolitas de acero y luego insertarlas en la máquina. En el centro de la máquina hay una especie de regulador que, al tirar las bolitas, gira haciendo que éstas salgan lanzadas hacia abajo, donde la mayoría cae al fondo de la máquina sin proporcionar premio, y muy pocas realmente caen en unas especies de pequeñas puertas que bonifican ganando más bolas, siendo esto último el objetivo del juego.
Al jugar, en la mayoría de las modalidades lo único que podemos controlar es la velocidad a la que se lanzan las bolas, con lo cual es un juego bastante “simple”.
pachincojapones
bolitaspachinko
Se gana al tener gran cantidad de bolitas, que el jugador puede usar para seguir jugando, o para cambiarlas por premios. Cuando el jugador quiere cambiar sus bolitas ganadas, presiona un interruptor en la parte superior de su estación de juego para llamar a un miembro del personal del local, que lleva las bolitas ganadas hacia un contador automático, para ver cuántas hay. Después de registrar la cantidad de bolitas ganadas por el jugador y el numero de la maquina usada, el encargado le entrega un boleto al jugador con el registro de las bolitas ganadas. El jugador luego lleva el boleto al centro de cambio del local, donde decide por que cambiar su boleto. Entre los premios disponibles siempre habrá uno conocido como “premio especial”, que es típicamente algo plateado o dorado dentro de una pequeña caja de plástico, que se puede vender por dinero en efectivo en un establecimiento que siempre es vecino al local de pachinko. Los premios especiales se obtienen dependiendo del número de bolitas ganadas. Por ejemplo, un premio especial valorado en 1500 yenes fuera del local, se le ofrece al cliente por cada 400 bolitas ganadas, asumiendo que cada bolita le costó originalmente 4 yenes. La gran mayoría de los jugadores eligen los premios especiales a cambio de sus bolitas, eligiendo los otros premios solo cuando la cantidad de bolitas no alcanza para un premio especial. Aparte de los premios especiales, también hay una amplia variedad de otros premios, como lápices, encendedores, electrodomésticos, juguetes o cigarrillos. Este juego fue introducido a Japón por coreanos durante la década de 1920, ya que estos no podían obtener licencias para trabajos formales. Sin embargo, su mercado llegó a crecer después de la segunda guerra mundial. Desde 1990 el crecimiento de establecimientos de pachinko ha sido tal, que a partir del 2007 se registraron mayores ingresos en estas máquinas que en Las Vegas.

Japoneando

Todo el que viaja a Japón vuelve sorprendido de este increíble país. Muchos piensan que es un país caro o que su gente no es amigable. Comprueba por tí mismo que viajar a Japón no es tan caro, que los japoneses se encuentran entre las sociedades más amables, serviciales y educadas del mundo. En Tokio podemos entrenar en el Hombu Dojo.
Japón no es sólo Tokio ya que en Nagano se encuentra por ejemplo el Saku Dojo.

Nagano se encuentra situada en el centro de Japón. Es conocida como “el techo” de Japón por tratarse de una zona montañosa y cuenta con aproximadamente 14.000 km cuadrados de parques naturales. Campistas, escaladores, esquiadores y alpinistas se dan cita en Nagano durante todo el año por su incomparable belleza.

En verano es visitada por amantes de la naturaleza, mientras que en invierno se convierte en el paraíso para los amantes de los deportes de nieve. Debido a que se encuentra en una zona montañosa, se pueden encontrar en los alrededores numerosos onsen donde disfrutar de baños saludables al tiempo que se disfruta de la belleza del lugar. Los productos de a huerta de Nagano son conocidos en todo el país: manzanas, peras, melocotones y toda clase de vegetales. Dicen que en Nagano se puede disfrutar del aire más limpio de todo Japón. En el mapa vemos también Kamakura, dejandome prendado.

Kamakura se encuentra situada cerca de la ciudad de Yokohama, en la prefectura de Kanagawa y cerca del mar. Cuenta con una población de aproximadamente 180.000 habitantes. Por carretera se encuentra a 1,5 horas de Tokio en autocar y sólo 30 minutos en tren.

Kamakura cuenta con numerosos edificios religiosos, como un Daibutsu (gran buda) de 15m de altura y 30m de circunferencia y pesa 121 Tm. Es la segunda estatua de Buda más grande de Japón después de la de Nara. La estatua está realizada en piedra y tiene los ojos de oro (eso dicen). la estatua fue esculpida en bronce en el siglo XVI y desde entonces se ha convertido en uno de los reclamos turísticos más visitados de Japón, también debido a su proximidad a Tokio. Se encuentra situado dentro del templo Kotokuin, y posee en su espalda dos huecos a modo de ventanas que permiten la ventilación de la estatua. Si quieres entrar en el interior de la estatua debes pagar 200 Y. En el siglo XV el templo fue asolado por un tsunami y desde entonces, la estatua del gran buda se encuentra en el exterior. El templo Engakuji fue fundado en 1282 para conmemorar la muerte de soldados japoneses y mongoles durante el intento de invasión por parte de los segundos de Japón.

En muchos de los estanques de Kamakura puedes encontrar que están llenos de una planta llamada “orejas de elefante”, que debe su nombre al gran tamaño de las hojas y que crece en terrenos muy húmedos.

Sobre 1192 Yorimoto Minamoto, un samurai que escribió una parte importante de la historia de Japón, creó el primer gobierno consolidado en la ciudad de Kamakura. Consiguió imponerse sobre los otros clanes de samurais y se instaló en la ciudad de Kamakura. Hoy Kamakura es una ciudad residencial valorada por su herencia cultural, sus templos y santuarios. En el siglo XIV, dejó de ser la capital de imperio japonés, dejando este honor a la ciudad de Kyoto.

Estos son los sitios que me dejaron huella, pero todavía queda muchos más Japón.

Fernando Villasanta.

Japón el shogunato

En el siglo XI comenzó el ascenso de la casta guerrera en Japón. Antes de que terminara el siglo XII ya había impuesto al Japón un sistema de gobierno militar que habría de perdurar, con diversas modificaciones, por casi 700 años. A este prolongado régimen de dictadura militar hereditaria se le conoce como Shogunato (shogun era el comandante militar) y duró de 1192 a 1867.

Para la segunda mitad del siglo XII el emperador se había convertido en un símbolo de la soberanía japonesa, recluido en Kyoto. En Japón se imponía la fuerza armada de familias guerreras dispersas por el territorio. En esa época (siglo XII), las dos familias más importantes eran los Minamoto y los Taira. Estas familias luchaban por la posesión de la tierra cultivable del Japón, que ocupa un 20% del territorio. Finalmente, dominaron los Minamoto; y el jefe de esta familia, Manamoto Yoritomo, fue nombrado shogun (comandante militar) en 1192 por el emperador. A partir de entonces, el shogun fue virtualmente la autoridad suprema de Japón.

El shogun nombró una serie de gobernadores militares (shugo) que guardaban el orden en todo el territorio japonés y servían al shogunato. A cambio de su lealtad al shogun, los shugos recibían tierras. Así el poder político se asoció al poderío militar y a la propiedad territorial. Con el tiempo, los shugos dejaron de ser simples guardias territoriales para convertirse en una versión oriental de señores feudales, llamados daimyo. Estos daimyo o señores consolidaron la primacía del espíritu guerrero en Japón.

Con el crecimiento del sistema feudal, basado en la lealtad personal y de la familia, surgió el más famoso de los tipos japoneses: el samurai o guerrero caballero. Los samurai eran los “guardias profesionales” de los daimyo. Cada daimyo tenía uno o varios samurai que protegían su tierra y su poder, y luchaba por él en la guerra. Originalmente, el término samurai se usó para nombrar a los guerreros aristócratas; pero después se aplicó a toda la casta guerrera que dominó Japón durante los shogunatos (siglo XII al XIX). La importancia e influencia de los samurai aumentó con el paso de los años. Algunos samurai eran miembros de las familias en el poder, otros eran contratados. A cambio de su lealtad al daimyo, los samurai recibían tierras y tributos. El cargo de samurai se volvió hereditario y así se fundaron las dinastías de samurai.

La casta de guerreros adquirió características que lo situaron aparte del resto de la población. Los samurai estaban vinculados por un código de ética y conducta (conocido como bushido), que los convirtió en un ejemplo de conducta para las clases bajas. Asimismo, sólo a los samurai se les permitía portar las armas supremas de la guerra japonesa, las espadas que se blandían a dos manos y eran objeto de veneración casi sagrada. Por otro lado, los samurai tenían los privilegios de las clases altas: poseían tierras y no tenían límites para viajar. Durante una época los samurai tenían el derecho de cortarle la cabeza a los comuneros que los ofendieran.

Durante el periodo Edo (1603 a 1867), una era de paz, los samurai se dedicaron a los estudios intelectuales como literatura, historia, filosofía o meditación. También se dedicaron al comercio o se integraron a la burocracia. En 1867 renunció el último shogun y se reinstaló el emperador como el poder legítimo en Japón (época conocida como restauración Meiji). En 1871 los privilegios de la clase samurai fueron oficialmente suprimidos. Los daimyo tuvieron que regresar la tierra al emperador y recibieron pensiones del estado japonés. Muchos samurai quedaron empobrecidos y desamparados. En 1875 se les prohibió portar las espadas que simbolizaban su dignidad. En el moderno Japón ya no había lugar para el guerrero a la antigua.

La abolición de los privilegios de los samurai causó problemas sociales. En 1876-1877 hubo una rebelión de samurai liderada por Saigo Takamon. Los rebeldes samurai se enfrentaron con sus armas tradicionales al ejército del emperador, armado con tecnología bélica europea. Los samurai fueron completamente derrotados por el ejército nacional, murieron cerca de 20 mil de ellos. Este fracaso marcó el final de la era de los guerreros. Sin embargo, aunque actualmente los samurai no tienen ningún estatus oficial en Japón, los descendientes de sus familias gozan de estima entre la población japonesa, especialmente la rural.

Foto realizada por: Fernando Villasanta

Foto realizada por:
Fernando Villasanta

Kamakura

kamakura

Realizada por: Fernando Villasanta

Kamakura es una ciudad situada en Kanagawa, en Japón, a aproximadamente 50 km al suroeste de Tokio. Las ciudades están conectadas por la línea de Yokosuka que pasa por la ciudad de Yokosuka.
Es una ciudad que se encuentra rodeada por montañas en tres direcciones y por la bahía de Sagami en la cuarta; este terreno convirtió a Kamakura en un fuerte natural.
Foto realizada por: Fernando Villasanta

Foto realizada por: Fernando Villasanta

Durante el período de Heian fue la ciudad principal de la región de Kantō. Entre los años 1185 y 1333, los shōgun del clan Minamoto gobernaron Japón desde Kamakura en el período que se conoce como el shogunato de Kamakura, que además fue el primer gobierno de los shogun en la historia de Japón. El diseño de la ciudad se debe en gran medida al shōgun Yoritomo Minamoto.
La ciudad de Kamakura es famosa por sus templos y santuarios. El Templo de Kotokuin es uno de los más célebres por el Daibutsu, la estatua en bronce de 13.41 m y 93 tm de peso del Buda Amitābha. En el siglo XV un tsunami destruyó un templo que contenía la estatua del Gran Buda de Kamakura pero la estatua sobrevivió y ha estado en la intemperie desde esa fecha, soportando terremotos y otros fenómenos meteorológicos. Actualmente está reforzado en sus cimientos por absorbedores de vibración. Algunas de las principales atracciones de la ciudad son: magníficos templos Zen como Kenchō-ji y Engaku-ji; el Tōkei-ji (un convento que se utilizaba como refugio para las mujeres que querían divorciarse de sus maridos); el Santuario Tsurugaoka Hachiman; el Hase-dera que es un templo antiguo a Kuan Yin; las tumbas de Minamoto no Yoritomo y Hojo Masako y el santuario de Kamakura-gu en el cual el Príncipe Morinaga fue ejecutado.
Kamakura cuenta con un gran flujo de turistas gracias a que cuenta con una playa, está muy cerca de Tokio y además la presencia de una multitud de templos.
En sus alrededores se encuentra el Jardín Botánico Ofuna de la Prefectura de Kanagawa.
Fotos realizadas por Fernando Villasanta.