Izakaya

El nombre izakaya está compuesto de las palabras i (居?) y sakaya (酒屋?), tienda de sake). Para diferenciarlo de su yuxtapuesto tachinomiya (bares en los que se suele estar de pie: tachi, “estar de pie” + nomi, “bebiendo” + ya, “tienda”), una licorería donde se vende sake y los clientes beben en la misma.
izakaya
Un izakaya es un típico bar o restaurante japonés, que además pueden ser encontrados en las ciudades más cosmopolitas del mundo. Son muy populares en Japón para tomar algo después del trabajo. En una izakaya se sirven tanto comidas como bebidas. Y en la mayoría de ellas hay disponibles tanto mesas y sillas al estilo occidental como zonas y habitaciones privadas con suelo de tatami siguiendo el tradicional estilo japonés.

Las izakaya también son conocidos como Akachōchin (lámpara roja), debido a las tradicionales lámparas de papel rojas que solían encontrarse a la entrada, aunque recientemente ya no se encuentran en muchas de ellas.

Anuncios

Bento

El Bento es una ración de comida sencilla preparada para llevar. Es actualmente uno de los platos tradicionales más sobresalientes de la gastronomía japonesa por ser fácil su preparación y fácil la forma de transportarlo. Tradicionalmente el Bento suele contener arroz, pescado o carne y una guarnición por lo general a base de verdura.

Está hecho a mano y suele ir en una bandeja o recipiente al uso, como cajas de madera.
bento
El nombre que recibe el recipiente del bento es el bentobako, el cual contiene la comida. Existen varios tipos según el material que se emplee:

Cofres tradicionales en madera lacada (normalmente en color negro) que suelen servirse en restaurantes tradicionales o de lujo.

Imitaciones de las mismas realizadas en resina sintética y reutilizables que suelen servirse en restaurantes modernos.

Cajas herméticas en plástico duro, con un mayor carácter ecológico y que suelen emplearse para llevar fuera.

Cajas de uso único realizadas en plástico o polistirol, que suelen venderse en las tiendas con la comida preparada para consumir.

Aunque lo más común es elaborar el Bento en casa como comida para llevar, también pueden adquirirse preparados en tiendas de ultramarinos, tiendas de alimentación, tiendas Bentō, estaciones de tren, etc.

El origen del bento puede remontarse al final del período Kamakura (1185 a 1333), cuando solía servirse un arroz cocinado y secado llamado hoshi-ii, que solia envasarse en una bolsa pequeña.
caja-del-almuerzo-confeccionada-japonesa-bento
En el período Azuchi-Momoyama (1568 a 1600) comenzaron a surgir las cajas lacadas de madera como recipiente tradicional y el bentō solía consumirse durante un hanami o fiestas del té.

En el período Edo (1603 a 1867) la cultura del bento comenzó a desarrollarse por todo el país y pasó a una mayor sofisticación. El bento pasó a ofrecer una mayor variedad en sus en la elaboración y combinación de los platos llegando a nuestros dias como:

koshibento (onigiri enrollados con hojas de bambú).
Makunouchi bento (es un bentō tradicional con arroz, una pieza de fruta, salmón, huevo, etcétera).
Noriben (bento simple con un nori bañado en salsa de soja que cubre el arroz).
Sushidzume (es un bento relleno con sushi).
Tori bento (son piezas de pollo cocinadas en salsa y servidas con arroz).
Hinomaru bento (es un bentō relleno de arroz con un umeboshi en el centro).

El hilo rojo del destino la leyenda

El texto literal dice: «Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper».

La leyenda más popular y la que se recita en casi todos los hogares japoneses a los niños y jóvenes es ésta:

hilo rojo“Hace mucho tiempo, un emperador se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mando traer ante su presencia.

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordeno que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebe en los brazos ofrecía sus productos.

Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” , pero al escuchar esto , el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja , empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebe se hiciera una gran herida en la frente , ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llego el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entro al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente.

Al levantarle el velo vio por primera vez que este hermoso rostro…. …. …. …. tenía una cicatriz muy peculiar en la frente. “

Una cicatriz que él mismo había provocado al no ver al destino que había pasado frente a él y también nos muestra como los amores destinados son eso, no podemos escapar de la persona que nació para amarnos.

Aunque no hay datos que nos permitan saber si su origen es chino o japonés, sí que podemos hablar sobre el comienzo de esta leyenda. Se dice que ésta comenzó a popularizarse al conocer que la arteria ulnar conecta el dedo meñique con el corazón, el cual siempre se ha entendido como el hogar del amor. No obstante, otras fuentes hablan del anular, lo que tiene más sentido etimológico y una mayor tradición en nuestra cultura.

La conexión que esiste o el cariño que nuestro hilo rojo une no tiene porqué ser el de dos personas como pareja, sino que también puede ocurrir con nuestros padres, nuestros hijos o nuestros amigos. Lo cierto es que hay personas que parecen estar hechas para juntarse, como dos almas gemelas.

Adjetivos japoneses básicos

iro 「色」color
akai 「赤い」rojo
kuroi 「黒い」negro
kiirono 「黄色の」amarillo
aoi 「青い」azul
shiroi 「白い」blanco
midori no 「緑の」verde
chairo no 「茶色の」café
partes del cuerpo
ii 「いい」bueno
futoi 「太い」gordo
omoi 「重い」pesado
nagai 「長い」largo
atarashii 「新しい」nuevo
wakai 「若い」joven
omoshiroi 「おもしろい」divertido
chikai 「近い」cercano
atatakai 「あたたかい」caliente
ōkii 「大きい」grande
warui 「悪い」malo
hosoi 「細い」delgado
karui 「軽い」ligero
mijikai 「短い」corto
furui 「古い」viejo
toshiyori no 「年寄りの」viejo (persona)
tsumaranai 「つまらない」aburrido
tōi 「遠い」lejano
tsumetai 「冷たい」frío
chīsai 「小さい」pequeño
kibishii 「厳しい」escricto
atama ga ii 「頭がいい」inteligente
byōki 「病気」enfermo
shizuka 「静か」tranquilo
kitanai 「汚い」sucio
jiyū.na 「自由な」libre
baka 「馬鹿」tonto, estúpido
yopparai 「酔っ払い」borracho

suki 「好き」gustar
itai 「痛い」doler
kirai 「嫌い」desagradar
hoshī 「欲しい」querer
daisuki 「大好き」encantar
daikirai 「大嫌い」detestar
ōi 「多い」haber muchos
sukunai 「少ない」haber pocos
jōzu 「上手」ser bueno para
heta 「下手」ser malo para
kowai 「怖い」dar miedo
urayamashii 「うらやましい」dar envidia
hitsuyō 「必要」necesitar

Cuento Zen: La tava vacía

cuento tazaSegún una vieja leyenda, un famoso guerrero, va de visita a la casa de un maestro Zen. Al llegar se presenta a éste, contándole de todos los títulos y aprendizajes que ha obtenido en años de sacrificados y largos estudios.

Después de tan sesuda presentación, le explica que ha venido a verlo para que le enseñe los secretos del conocimiento Zen.

Por toda respuesta el maestro se limita a invitarlo a sentarse y ofrecerle una taza de té.

Aparentemente distraído, sin dar muestras de mayor preocupación, el maestro vierte té en la taza del guerrero, y continúa vertiendo té aún después de que la taza está llena.

Consternado, el guerrero le advierte al maestro que la taza ya está llena, y que el té se escurre por la mesa.

El maestro le responde con tranquilid:Exactamente señor usted ya viene con la taza llena, ¿cómo podría usted aprender algo?

Ante la expresión incrédula del guerrero el maestro enfatizó:

“A menos que su taza esté vacía, no podrá aprender nada”.